Nací el 6 de septiembre de 1983. Crecí en Villa Dominico, un barrio de la localidad de Avellaneda, al sur de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

El camino que recorrí a través de diferentes experiencias me permitió obtener el aprendizaje y el empuje necesarios para forjarme. Acepté que soy una persona determinada, pero a la vez sensible. Optimista, que intenta aceptar el pasado, estar en el presente, y que busca diseñar su futuro procurando elegir, cada día, quién quiere ser.

Observador activo del mundo laboral y comprometido con el trabajo social.

Siempre busqué un maestro hasta que pude descubrir que aprendo de todos y que muchas de las respuestas las encuentro en mí.

Observo, tomo lo que me hace sentido, me lo apropio, lo transformo y lo realizo.