Alianzas estratégicas para una logística colaborativa

La logística conecta permanentemente y no se detiene en ningún momento. El mundo necesita estar en constante movimiento, seguir su curso En el contexto actual donde muchas compañías se están transformando hacia una integración en red, en donde cada uno cumple una parte importante del negocio (para que un circuito económico fluya de la mejor manera), es necesario trabajar en conjunto con socios estratégicos que deben ser reconocidos, cuidados y valorados.

Los clientes, los proveedores, los asesores y hasta la competencia son parte de esta red. 

Por este motivo, es necesario formar alianzas con los diferentes actores que componen el mercado, buscar el apoyo de expertos y potenciar el trabajo colaborativo para maximizar los resultados que buscamos. 

Te puede interesar: Great Place to Work destaca el rol de la agilidad empresaria

Dentro del mercado logístico este concepto es fundamental, ya que es necesario desarrollar una cadena de suministro en la cual cada uno de los actores se encuentre comprometido con el resultado y los objetivos de cada operación. Si uno de los eslabones no funciona, el circuito completo corre riesgo y puede perder eficacia y eficiencia.

Es importante trabajar en la comunicación entre los socios que contribuyen en cada operación. Además, es fundamental hacer a un lado el ego y reconocernos como parte de un equipo de trabajo, facilitar el intercambio de recursos que puedan aportar valor a nuestros colegas, proveedores y clientes y trabajar por el logro colectivo, más allá de los objetivos individuales.

Te puede interesar: Buenas prácticas para lograr la logística colaborativa

Si se honran los acuerdos, la actitud es positiva y el trabajo se basa en la contribución mutua, se puede lograr una sinergia importante, permitiendo que todos los actores involucrados salgan beneficiados y se acerquen a un modelo sustentable de negocio.

Artículo publicado originalmente el 04/08/2020 en Énfasis Logística