El desafío de optimizar los recursos humanos

La gestión de esta área en las empresas de logística es fundamental, ya que se pone en juego un mayor crecimiento o la pérdida de negocios.

Aunque pueda sonar a frase hecha, las personas hacen a las empresas. Los recursos humanos, por ende, son el mayor valor agregado que una compañía puede tener, el trampolín que la haga crecer y desarrollarse.
Lo dicho anteriormente aplica a todos los tipos de empresas, pero en logística, especialmente, esto adquiere un valor significativo, debido a que allí cada mínima situación puede traer aparejado un costo extra de dinero o un ahorro del mismo, la obtención o pérdida de un negocio. Es por ello que resulta fundamental la buena comunicación y el buen clima entre las personas.
En la selección de los recursos humanos, que es el primer paso para lograr un equipo sólido, se deben tener en cuenta diversos aspectos, dentro de los cuales resultan esenciales la capacidad de comunicar de forma clara, un preciso traslado de información, el pensamiento lógico y la auto-gestión.
Si pensamos en el perfil de una persona idónea para sector es importante que posea conocimientos técnicos pero, por encima de ellos, que tenga la cualidad de saber aplicarlos en la práctica, en el día a día.
Además de los conocimientos y la capacidad de aplicarlos, quien se desempeña en el área de logística, para realizar de manera correcta su trabajo debe tener habilidades blandas; capacidad de adaptación, de entender lo que se requiere de cada persona; posee empatía con sus compañeros; capacidad de trabajo en equipo; y por encima de esto, ganas y predisposición a aprender.

Buen clima, lo esencial
Además de elegir, capacitar e inspirar a las personas idóneas, las empresas de logística, como todas, deben trabajar en algo esencial para el éxito de la misma: el clima laboral.
Está demostrado que el buen clima de trabajo no solo hace más felices a los colaboradores sino que los mismos terminan siendo más eficientes y, por ende, las empresas resultan más rentables.
Para que haya un buen clima debe reinar el concepto de que todos deben salir beneficiados. Esto quiere decir, colaboradores comprometidos y una empresa que garantice que las oportunidades deben ser iguales para todos, de manera de que siempre estén incentivados y se sientan parte del mismo barco.
Es muy importante que quienes forman la organización tengan la posibilidad de capacitarse,  que puedan trasladar sus inquietudes, que sean reconocidos y se celebren sus éxitos.
En el desafío de encontrar las personas adecuadas y lograr un buen clima entre ellas, tal vez lo más difícil es poder encontrar el puesto que resulte adecuado para cada uno. Es importante, en ese sentido, estar siempre atentos a los desempeños, teniendo en cuenta si algún cambio puede ser beneficioso.
Como se ve, las empresas de logística dependen mucho de los recursos humanos adecuados. Tomando estas recomendaciones, entre otras, se puede lograr una sinergia en el equipo, que permita crecer y desarrollarse a la empresa.

Compartir esta nota:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin